Inicio Autor Corin_Tellado

Etiqueta: Corin_Tellado

Ana María y Celso tienen un problema que les une, pero no se conocen. Sus familias han decidido por ellos, y no hay vuelta atrás. Sus vidas se encontrarán, y nada puede cambiar ese destino previsto desde su nacimiento. El lujo, la riqueza y la vida cómoda son una...
Albert Japp recupera su libertad, pero está lleno de odio. Annie es una chica alegre, atractiva y desenvuelta, una rica heredera de Boston, y Ellis Adams, una mujer moderna y trabajadora que da la oportunidad a Al de recuperar su vida… pero a veces el rencor aparece cuando menos...
—¿Piensa usted… quedarse en el valle? —No lo sé —replicó, amable—. Soy heredera universal de los bienes de mi difunta tía. Espero venderlo todo y regresar a Los Ángeles cuanto antes. —¡Oh…! Y se quedó mirando a Olivia fijamente. —¿Por qué me mira usted así? —Creí —dijo él, bajo—...
—Yo creí que tus relaciones con Celia eran formales. Emilio se agitó. —¿Y quién lo duda? Pienso casarme con ella, pero cuando yo diga. Eso de que las mujeres ordenen y manden, no va conmigo. —Celia es muy guapa. Emilio estiró los inmaculados puños de su camisa y exclamó...
—Eso es. Se trataba de un hombre anónimo, dedicado al teatro, según creo. Un muchacho ambicioso que creyó hacer buena fortuna enamorando a la joven heredera. Lord Lawson lo supo, la desheredó, la echó de casa y por ahí se fueron la aristócrata y el aventurero bohemio. Megan y...
Primera parte de la serie «Querer no es poder»: La casita de la montaña estará esperando a Leila cada jueves. Todos los jueves, uno tras otro hasta que su hermano se recupere. Su traslado a Nueva York va a ser muchísimo peor de lo que ella hubiera imaginado, y...
—¿Eres tú, Raquel? —Sí, mamá. —Estoy en la cocina. La joven colgó el abrigo en el perchero del pasillo y atravesó este en dirección a la cocina. Mercedes Astra se volvió junto al fogón, y limpiando las manos en el delantal de tela floreada que rodeaba su cintura, exclamó:...
Doña Patro Bedriñana suspiró ruidosamente. Era una dama de unos cincuenta y cinco años, de pelo blanco y sonrisa soñadora. Aún creía en los cuentos de hadas y en los amores románticos. Con otro suspiro, dijo: —¡Es tan emocionante, Calixta!… Han llegado ayer, ¿sabes? Todavía no los he visto....
—Cómo te mira —dijo Milly, asombrada—. Parece que te desnuda. Grey juntó las manos sobre la mesa y las apretó con fuerza. A través de un amplio espejo situado junto a la barra, sentía los ojos desconcertantes del hombre del «Rolls» fijos en su persona. Era una sensación horrible,...
Ella creyó que podría amar a Gerald. No era posible. ¿Y por qué no lo era? Apretó los puños. Gerald era digno de ser amado. Lo era, sí lo era. Pero su pasión, aquella pasión que la asustó el día que se casaron, fue disminuyendo poco a poco hasta...

MAS POPULARES

DMCA.com Protection Status